El merengue perfecto

Para lograr un merengue perfecto no debe haber ni un rastro de yema en las claras que se vayan a batir.

Tortas con sabor a licor

Para que a una torta le quede sabor a licor, no lo agregues a la mezcla que se va a hornear. Lo mejor es preparar un almíbar, agrega el licor y con éste humectar la torta.